Esta boquilla genera una lámina de agua con un régimen algo más turbulento que el hongo y que levanta más altura. Dicha lámina sale de la tobera con un ángulo de salida lo que provoca un tiro parabólico.

Es en su caída cuando la lámina se rompe generando una forma de cáliz. Genera más ruido en su funcionamiento normal que el hongo debido a la caída rota del agua, lo que la hace adecuada para fuentes de exterior, como efecto combinado con otros principales. Es fácil y atractivo iluminar dicha tobera con focos subacuáticos debido a la poca altura que se desea con esta tobera.

Go to top