El chorro de cristal o arco iris es un chorro de agua laminar diseñado para tener un requerimiento mínimo de instalación e infraestructura. Emite un chorro de agua continuo e iluminado, conduciendo la luz por todo su recorrido, y proyectando la luz sobre la superficie con la que choca.

El chorro de agua se ilumina gracias a una fuente de luz que dispone de una lente de ocho colores que va cambiando secuencialmente. La luz se conduce gracias a un cable de fibra óptica.

Go to top