Esta es una de las boquillas más utilizadas en fuentes ornamentales, por su sencillez de instalación y su atractivo efecto acuático. Es una tobera que no depende del nivel de agua del vaso de la fuente, porque no arrastra agua del mismo.

En cambio mezcla una gran cantidad de aire con el agua de la bomba sumergible,  lo que le hace que se pueda decir de esta boquilla que casi es un generador de burbujas. Este efecto se multiplica cuando se ilumina dando lugar a “perlas” iluminadas. Se pueden colocar de manera inclinada para hacer chorros de agua parabólicos (no están provistas de rótula) Se fabrican en distintos materiales para conseguir una mayor versatilidad (latón, plástico y acero inoxidable, latón y acero inoxidable)

Go to top