Las boquillas Géiser recogen agua de la fuente y aire a través de una estructura tipo venturi, mezclandolas en su chorro, que obtiene un aspecto de un cilindro de agua blanca. 

Se puede usar con vientos moderados. Las boquillas deben instalarse con determinada sumersión y las características de su chorro dependen de la altura a la que se encuentre sumergida o el nivel de agua. El chorro aumenta su altura si baja el nivel de agua o sea disminuye el nivel de sumersión, reduciéndose el diámetro del chorro. Al contrario disminuye la altura del chorro si el nivel de agua aumenta. Es por esa razón que es importante mantener el nivel de agua para que no sucedan fluctuaciones del chorro, y se deben de evitar las olas en la fuente. 

Go to top