Con este tipo de boquillas se consigue un efecto cristalino en el agua haciendo que ésta se desplace por el interior de la tobera en régimen laminar. Para evitar turbulencias todas las boquillas de este grupo van provistas de corta chorros que  “tranquilizan” él régimen del agua. El objetivo es conseguir un chorro de agua transparente, lo que implica que no lleve aire en su interior. El chorro más representativo de esta tobera es el chorro de cristal.

 

Estas boquillas son de las mas comunes y conocidas en diseños de fuentes ornamentales.  Son boquillas pequeñas y medianas capaces de conseguir una altura máxima de 14 metros.

Son boquillas de gran tamaño capaces de conseguir una altura de 100 metros.  o sea se usan para alcanzar grandes alturas en fuentes de exterior.

Estas toberas son similares a las dos series anteriores en cuanto a principio de funcionamiento. La justificación de su existencia es la de utilizar materiales y técnicas de fabricación más económicas que la anterior.

La boquilla de chorro hueco consigue las mismas prestaciones que la boquilla de chorro de lanza III pero con un considerable ahorro de caudal y, por tanto, energético.

Sencilla boquilla compuesta por un conjunto de chorros de 4mm dispuestos de tal forma que en su ascensión simulan el tronco de una palmera y en su caída las hojas de la misma.

Esta boquilla genera hasta 21 chorros de lanza. Los chorros de agua son divergentes y parabolicos.

Esta boquilla para fuentes genera una lámina de agua estrecha en la salida que va ensanchando conforme avanza en su trayectoria parabólica debido al ángulo de salida.

Estas boquillas para fuentes son colectores de chorros libres que se combinan con distintas inclinaciones para conseguir distintas caídas a distintas alturas.

Colectores de chorros libres que se combinan con distintas inclinaciones para conseguir distintas caídas a distintas alturas.

Esta boquilla genera una lámina de agua con un régimen algo más turbulento que el hongo y que levanta más altura. Dicha lámina sale de la tobera con un ángulo de salida lo que provoca un tiro parabólico.

Esta boquilla combina una tobera de lanza central y un cáliz, produciendo una figura con una capa circular de agua en la forma de una flor de cala.

Esta boquilla genera una lámina de agua transparente debido al régimen totalmente laminar del agua en su salida. El nombre le viene dado por la forma acampanada de la lámina de agua.

El chorro de cristal o arco iris es un chorro de agua laminar diseñado para tener un requerimiento mínimo de instalación e infraestructura. Emite un chorro de agua continuo e iluminado, conduciendo la luz por todo su recorrido, y proyectando la luz sobre la superficie con la que choca.

Go to top