Gracias a las boquillas danzarinas –también conocidas como boquillas dinámicas - conseguimos imprimirle dinamismo al agua y obtener atractivos juegos acuáticos idóneos para ser utilizados tanto en fuentes cibernéticas como en fuentes musicales donde el ritmo de la música se funde con el movimiento del agua.

Con este tipo de boquillas conseguimos darle “vida al agua” obteniendo un efecto especialmente atractivo por la noche, donde iluminadas consiguen llenar cualquier espacio arquitectónico.

Este tipo de boquillas han sido pensadas para completar proyectos de fuentes ornamentales donde destaquen los juegos acuáticos, siendo éstos parte esencial de cualquier fuente musical o danzarina. Creemos por tanto que no te dejarán indiferente y sabrás emplearlas en fuentes decorativas de interior o bien para completar cualquier espacio urbano.

Una revolución de gotas perfectamente formadas,  que hace que no sean necesarios los jardines de la Alhambra para que esa unión de pequeñas gotas que caen, formando una flor, nos transmitan la misma sensación de bienestar.

Esta boquilla giratoria basa su funcionamiento, al igual que la boquilla Hibiscus, en el molinete hidráulico. Con sólo la presión del agua se genera un movimiento de efecto continuo sin dispositivos mecánicos ni eléctricos adicionales.

Go to top